lunes

Del amor y otras mari……

Este fin de semana tuve la oportunidad de asistir a el matrimonio de una amiga donde la pase muy bien (ver foto), en el Chibus de regreso, a mi hogar reflexioné acerca del amor y otras mari… En primer lugar llegue a la conclusión de que el amor es como la suerte, hay que estar en el tiempo-espacio indicado para encontrarlo, si mi tiempo espacio no coincide con el tiempo-espacio de mi potencial amada nunca podré conocerla y por lo tanto me quedaré como un hongo venoso, ó por el contrario, si tiempo- espacio de la futura en mención, ya coincidió con el tie…( yo sé esto es cansón) de cualquier representante de la raza humana (mujer, hombre, en estos días uno ya no sabe…) pues tuqui pailas, game over, perdiste; o en su defecto el tiempo- espacio del ser amado se encuentra en otra dimensión, ahí si es importante no meter vainas raras para no pensar en esas mari..das.

Después el bus encontró en su camino un pequeño cráter que me hizo golpear la cabeza brutalmente contra la ventanilla, en ese momento recordé mis clases de comportamiento y salud en el colegio, mientras me sobaba el cráneo en repetidas ocasiones; “el amor es una lotería, a veces se compran muchos boletos para encontrar el premio mayor” (decía con voz temblorosa la monjita que compartía esa clase, conocida en el colegio con el alias del “pingüino”) y la verdad es que si, en muchas ocasiones se le invierte no sólo dinero, sino fuerza al asunto para no coger ni una pata*, o termina uno ganándose un premio seco, que da el sinsabor de haber estado cerca del premio mayor o en el peor de los casos creer haber ganado con todo y serie, para enterarse con el tiempo de que el boleto es “chimbo”.

Ahora el cuento de la media naranja es bien extraño, dice que uno está en búsqueda del otro pedazo de Citrus sinensis, entonces uno viene siendo además de naturaleza muerta, una fruta amputada, que se está descomponiendo, ya que no cuenta con un estado de conservación adecuado que puede ayudarlo a perdurar de 10 a 15 días, uno cortado buscando otro trozo, cuando encuentre o lo encuentren, uno de los dos deberá estar picho y va a podrir al otro.

El amor es una vaina extraña que da para mucho tema, en hippies trabados o tertulias de cantina, el hecho es que en esa constante búsqueda encontramos, muchos analfabetas emocionales que cumplen funciones sicariales en cualquier corazón o sentimiento que les de papaya…. y con esto de la libertad sexual la vaina se complica, ya que “todo lo que sangre es comida” (dice un amigo) de todas formas sea como sea, la vida es para gozarla así en su camino se tenga que sufrir por culpa del… ¡bah! esto quedo empalagoso

* Término utilizado en el argot de los jugadores de chance, el cual se refiere a realizar la apuesta a los dos últimos números de la serie que puede ser de 3 o 4 dígitos, en el caso que esta coincida con el premio mayor les dan un porcentaje de dinero.

4 comentarios:

nightwriter dijo...

bueno yara, por ahí dicen que a todo marrano le llega su nochebuena, osea que asi solo dure un ratico llega porque llega, pensar en el amor y esas maricadas es espantarlo de una....
ASi que relajado porque cuando uno está comprometido queire estar soltero y cuando está soltero quiere estar comprometido..

Saludos!

DoctoraCapital dijo...

Está severa la comparación con el chance y la lotería. Lo cierto del amor es que a uno solo le parece bueno cuando está en las mieles del romance.
Un abrazo.

noesloquecrees dijo...

Jeje, comparto la opinión de que el amor es bueno cuando uno está en sus mieles, de todos modos el 'amor' es algo muy complejo... y sea como sea, ya sea con su compañero más cercano, el 'odio', son los que mueven al mundo.... un saludo!

Elvis Elgato dijo...

Pues lo del amor no es tan enredado, con un Mazda 6 y un par de tarjetas de credito, usted sera blanco de una verdadera epidemia de amor, que tiempo, ni que lugar, sale a pasear en su Mazdita, lo presume un poco y listo!!, como decia el "filosofo" Diomedez Diaz, con plata no hay hombres feos!!.