jueves

¡No Se Deje Robar!, Parte 1

He trabajado y vivido en el centro de la ciudad por 2 largos años, en este tiempo he presenciado toda clase de robos, atracos, engaños y atropellos contra los asiduos visitantes, en algunas situaciones me he solidarizado con la víctima de la manera como lo hace todo bogotano, con la exclamación y luego retirada ¡huy! Muchos hiju..tas. Para que no le pase a usted (nadie está excepto de venir al centro) a continuación voy a mencionar las modalidades delictivas que he observado por estos lares donde se roban Goyas y otras vainas, al igual las encontrara en cualquier localidad, recuerde la oportunidad hace al ladrón. Estas son:

1. La Raquetiada, chalequeada o cosquilleo: muy utilizada en el transmilleno, esta modalidad delictiva se ha trasladado a las calles bogotanas como una cacería filmada en las selvas africanas por la Natgeo el cazador espera a su víctima, la selecciona de la manada, es aquella que esta echado globos y camina con paquetes, bolsos y guevo….s, en ese momento uno de los cacos aprovecha para situarse delante de la víctima obstaculizándole el paso y disminuyéndole la velocidad, mientras su compinche, más conocido como el “manos de seda,” abre cuanta cremallera y exámina hasta el último lugar del bolso, bolsillo, mochila que vea pagando.
Este se presenta de diversas formas. Se aprovechan los tumultos (es importante mencionar que el bogotano es sapo por naturaleza donde vea tumulto, con muerto, accidentado o estrellada, ahí está), mientras el uno va mirando el otro, va sacando. Para que no le pase a usted ande despierto, lleve siempre bolso y paquetes por delante de su cuerpo, nunca en la parte posterior o donde el contacto visual con los mismos se pierda, guarde sus elementos en bolsillos de poco alcance, es decir si lleva una chaqueta utilice los bolsillo interiores, en lo posible cuando transite por la calle oscile sus brazos de 125° a 170°, esto le permite crear una especie de abanico-radar que le informara cuando su proxemia sea violentada y las más importante NO sea sapo.

2. El Raponazo: ha perdido vigencia, ya que al ladrón no sólo le da pereza buscar otra actividad económica sino correr, por lo general son dos individuos uno que emula a Usain Bolt, y el “para brincos”, es decir el primero quita el objeto de valor y huye, el otro es un apoyo por si usted se pone muy salsa, será amenazado con un pequeño cuchillo mataganado o en su efecto con una patecabra

Se presenta de diversas maneras: la primera de ellas es en el transporte urbano, ya que cualquiera al subirse a un bus por la gran amplitud y comodidad de sus asientos les da ventaja, el choro siempre va a ser 5 veces más rápido que usted y su reacción tardara el mismo tiempo que la selección Colombia en hacer un gol y eso si logra salir del estrecho asiento. Lo pueden tumbar a la subida o cuando usted ya está en la gran comodidad de una buseta modelo 84, por lo general mandan el raponazo o en ocasiones anteceden mostrando el “chuzo” para que usted se convenza de entregar sus pertenecías, si no quiere ser el centro de atracción por el resto del recorrido y recibir miradas lastimeras y preguntas interesantes como ¿lo robaron? Tenga presente lo siguiente:

No utilice los primeros ni los últimos asientos, ya que estos tienen mayor rango de acción ladronil por las salidas y entradas, si se ubica en los del centro del automotor verifique que la ventanilla este bien asegurada y si timbra su celular, que es lo que más roban, haga cual suricato, mire antes de recibir la llamada, si observa algo sospechoso absténgase de hacerlo.
Si va por la calle y suena su celular pare y conteste en un local bien iluminado, si no hay uno cerca utilice el manos libres, no exponga billetera, joyas en oro golfi de gran tamaño ya que son muy apetecidas, quíteselas y guárdelas en un lugar seguro (dentro de la chaqueta), al subir al bus observe quien se encuentra detrás de usted, paquetes y bolso siempre adelante y si es posible con doble vuelta sobre el hombro o nuca. Es importante mencionar que los choros en el centro son como los perros, sienten el miedo y están consientes del estado físico de sus victimas así que si usted es gordit@ tenga presente lo anterior.

TO BE CONTINUE……

6 comentarios:

noesloquecrees dijo...

Interesante tu apunte, entonces para los que vivan en bogotá o en cualquier otra ciudad, son cosas a tener en cuenta!!

DoctoraCapital dijo...

No joda, esos piques de choro son dignos de las olimpiadas de Beijin, que tipos para correr!
A mi si que me gusta el centro, afortunadamente no me han robado, ha de ser por mi cara de vaciada jeje, pero si, señor Yara, es verdad, sobre todo lo de la silla de los buses, es que a veces uno da papaya, y sabiendo que aquí se valen de cualquier oportunidad, uno debe andar muy precavido. Esta entrada debería ser publicada por televisión a ver si nos cuidamos mas!

nightwriter dijo...

Aunque seria bueno aclarar que no solo pasa en el centro... tambien en el norte, sur chapinero etc. desde que exista el comercio... nada que hacer.

Yo amo el centro con toda mi alma pero no sali invicta: hace un año me atracaron en un bus y me robaron el cel, por ir hablando damier...solo que el mugre ladrón tuvo tiempo para verme desde la calle y como si nada paró el bus, me atracó y enseguida se bajó. debiste haber escrito el post antes!

Saludos!

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Muy buenos consejos, porque ladrones y avivados hay en todas partes.
Me encantaría tener ojos en la nuca para poder estar prevenida, pero ya que no los tengo, trato de estar siempre alerta y observando con atención lo que pasa a mi alrededor. El 99% de los robos ocurren porque uno les da lugar y los mal intencionados aprovechan.
¡Saludos y hasta pronto!

aquíyosolita dijo...

Muy buenas las recomendaciones para tener en cuenta,por que al fin y al cabo " no hay que dar papaya ".
Muy divertida y amena tu forma de escribir, por aquí andaré de seguido, y gracias por la visita espero que me acompañes de nuevo, Bye.

PSIQANN dijo...

jajaja excelente post, yo soy una de las tantas victimas del robo iniscrupuloso...."tranmilenio, raponazo, arrinconada en calle solitaria" pero he llegado a la conclusion de q es por mi entera culpa, despiste tal vez, bobada otro tanto, cara de niña play mas bn, jajaja pero vacanos los consejos presentes,(buenos para tanto despistado e inocente como yo, q piensa q todo el mundo es bueno y honesto) debi verlos mucho tiempo atràs antes de los pasados hechos...jajajajaja