miércoles

Piscijarto

La semana pasada llegó a la facultad la gran invitación: “día recreativo en Piscilago; ven a divertirte… ¡veeeeeeee! Piscilago; eso ¿qué será?…Me acerqué a la ventanilla más cercana y averigüé con la secretaria encargada, malhumorada y con la actitud de "estoy mamada de este puesto", los costos de aquella invitación, $ 23.000 mil pesos por persona, me contestó y me pasó en forma displicente un formato para llenar, ¡pos qué caramba! vamos a ver qué es el tal Piscilago, igual ese viernes no iba a ser nada extraño y de eso a quedarme en la casa rascándome la barriga…
¡Uy sí! divertido ese viernes, levantado a las 4:30 de la madrugada en posición “cuidándo chocolate”, no me bañé porque el folleto prometía piscina, supuestamente el bus salía a las 6:00 am, rumbo a nuestra “fantástica aventura”, empaco rápidamente y salgo a las 5:40, ¡coño! 20 minutos para llegar qué carajo cojamos taxi, de nuevo gastando platica a sabiendas que para el pueblo colombiano las 6:00 am son las 6:30 am o más, subo al bus cargado de gente somnolienta y me acomodo en una silla pegajosa similar a un velcro, partimos vía auto-sur, pasando por Bosa pensé que el tal zoológico del folleto era ese por la mano de ñangas que se veían por transitar por la ventana.
Llegamos a eso de las 8 pasadas al tal Pichilago, lo más selecto del estrato 3 y 4 de la Universidad desfilaba en cortos y posaban en cuanta fuente de agua con monacho había, fila para reclamar el brazalete, fila para la entrada, fila para el baño y la primera superatracción un camión mutilado en la carrocería que jalaba unos vagones, denominado “piscitrasmilenio” y pues sí, tiene las mismas cualidades de aquel sistema máximo de transporte, las personas cual dignas gimnastas chinas hacen volteretas y apoyadas en la agresividad del que cada año va a piscina aparta, guarda y no deja sentar a nadie en los puestos, en estos casos lo mejor es dejar que los más ñeros se vayan primero, ni que no pudiera caminar; las atracciones... un trencito, unas aves enjauladas, un león flaco y entecado, encerrado en casi 2 metros cuadrados, unas cuantas piscinas, dos o tres toboganes una “pisciloca” un lago sucio y pare de contar. Después del almuerzo hice mi contribución a la contaminación visual proporcionada por los cuerpo de la delegación rola portando mi chingue de baño, hice fila en el "megatobogan” casi una hora, para ver como faltando dos personas un tipo se colo y se lanzo como si nada, reclamos al funcionario pichiloco que responde encojiendo los hombros y con una sonrisa estúpida, ¡Mi Colombia!, Que chimba, me arrojo por la insulsa atracción, que dura menos de 2 minutos, una hora por 2 minutos, luego un chapusiadita y a las 5 me cambio y voy a tomar el bus de regreso donde sigo esperando que llegue el resto, 6:20 p.m partimos para la capital y en Silvania un trancón infernal de 2 horas por la construccion de la doble calzada, retraza nuestra llegada, el sudor y el bouquet de todos hacia una fantasia la espera en aquel bus.

Al Distrito Capital llegamos a las 10:00 p.m, con frio, hambre, cansancio y con el sentimiento de que el día de alegría y diversión, prometido sólo fue estrés y tolerancia con el prójimo y eso que dicen que en temporada alta es peor, nada que envidiarle a las piscinas japonesas, que parque Typhoon Lagoon que Aqualandia, si en nuestro país la caja de caja de compensación chibchusidio le ofrece esta locura de alegría y diversión donde se puede compartir lo más bajo de la “indiosicracia” Colombina

Existe la leyenda Girardoteña que fin de semana con puente las piscinas son una caldo de pús..

4 comentarios:

nightwriter dijo...

uups! yo tampoco conocía piscilago pero no sabía que era así de malo... creo que no me he perdido de nada
igual las piscinas públicas simepre han sido un nido de infecciones, guacala! no hay nada como las privadas pa uno solo!

Saludos!

Dominique Dusán dijo...

Bueno,e stoy un poco alejada de la actividad académica por estos días, pero solo quería referirme a la foto muy oportuna de las alumnas desfilando con sus cuerpos semibronceados hacia la piscina, o venian del chapuzón? no sé, pero buen punto para el paparazzi.

John Yara dijo...

nightwriter: no, piscilago no es tan malo la gente es la que lo hace imposible, por otro lado si tu vas a una publica sabes a lo que te atienes, en las privadas los celadores y gente de la cocina aprovecha que los miembros se vayan para meterse varios chapusones, jejejeje

Anónimo dijo...

pues que pena contigo pero en vez de criticar deberias aportar ideas para mejorar el parque desafortunadamente hay personas que no cuentan con los recursos economicos como para viajar a las famosas picinas de japon como lo mencionas