viernes

DECENTES

Empezó febrero mes de…mmmmmmm, ¿además del carnaval qué se celebra?, Tal vez es importante para aquellos que hasta ahora están cancelando cuentas de las fiestas pasadas o de vuelta a su rutina habitual; lo único que sé con seguridad es que es un mes crucial para cualquier docente.

Un docente es un compatriota, que posee muchas actitudes y habilidades para estudiar cualquier carrera ofrecida por una institución universitaria, y que, pese a las advertencias de sus familiares, se inclina por esta labor que no posee un status profesional reconocido en el país, evidenciado en las esporádicas convocatorias laborales realizadas por el estado, en donde cualquier profesional varado o con problemas para desarrollar su campo, usurpa las pocas plazas que se ofrecen para los docentes, Cuando se abre una convocatoria todos caen como aves de rapiña, con el ánimo de ganarse la chichipatada de $1.100.000, mientras experimentan como enseñar, pero eso no importa porque “echando a perder se aprende”, de esta manera los pequeños que inician su vida escolar, tal vez sean orientados por una presuntuosa psicóloga formada en la “ciencia” del pensamiento, desplazando de esta manera a un licenciado en educación preescolar; o un ingeniero mecánico, (en esta parte usted puede situar al que mejor le parezca), que asume el rol de un licenciado en matemáticas, física o química. Gracias al Decreto 1278 De 2002 (¡ah! pa´ los que sepan algo de diseño, sí señores hay campo en educación artística. Si usted es abogado y se sabe alguna voltereta puede dirigir una clase de educación física). ¿Pedagogía?, ¡ah! Eso es cuestión de instinto eso pa´ que.

Es duro estudiar cinco años para salir y enfrentarse a la realidad de docente=empleado. En sus primeras experiencias como profesional usted se regalara hasta por un mínimo o se convertirá en profesor taxista, es decir por horas: unas aquí otras allá, Algunos nos arriesgamos y nos ocupamos en acompañamiento pedagógico individual o en asesoría de tareas, donde no se gana mucho, es un trabajo poco estable y desagradecido. Pero al contrario de los demás usted solo se aguanta una ñanga con plata que 50 ñeros al sur de la ciudad.

Los docentes en el Distrito manejan hasta 50 garbimbas como las que ve en la foto

Por eso estas fechas son cruciales para los docentes, ya que el que no levantó camello en estos días ¡perdió! el que lo haga sospeche, por lo general alguien ya estuvo ahí, vio el sueldo o las condiciones y huyó a tiempo. Porque hay colegios donde no pagan a tiempo (sobre todo los privados, que se escudan en que los estudiantes no cancelan la pensión).Los que laboran con el Distrito se reencontraran con las ñampiras que tienen que soportar para asegurar Su estabilidad económica, muchos de ellos ya no enseñan, solo aguantan para cuidar su puesto y asegurar la pensión, Es eso o enfrentarse a tener que buscar un nuevo empleo o toparse con un mínimo.

De esta manera compañero docente, es necesario cambiar la idea de que esta profesión es de vocación; es necesario unirnos y combatir por lo nuestro. Que se creen leyes donde los colegios contraten profesionales en educación y les paguen lo justo*, que los padres busquen instituciones donde se les certifique que los “cuidadores”** de sus hijos poseen un título; porque muchos colegios de “barrio” contratan estudiantes para transarlos con menos del mínimo. Si esto no se hace, seguirán saliendo estudiantes mal preparados que servirán nuestras mesas, lavaran nuestros carros, o simplemente la desmotivación académica los lleve a reproducirse para que la historia vuelva a comenzar.

*Con el precio de las pensiones muchos pensaran que los docentes están “pichos” en plata, de eso si acaso se ve una ancheta en diciembre, todo es para la institución.

**Los colegios son guarderías, con esto de la jornada única usted divinamente se pude despojar de su vástago de 7 am a 5 pm y hasta más, eso depende de su capital.

Pd: Quiero presentarles un nuevo compañero bloguero, “El Peregrino”. Ojalá lo enlacen y visiten su espacio a menudo; tiene post muy interesantes. (Pique aquí para visitar a EL PEREGRINO).

7 comentarios:

El peregrino dijo...

Amigo Yara: docente eres, a lo que veo, por profesión; cuentero y actor, en cambio, por vocación.
La docencia (esa que ejercemos nosotros, la gente de a pie) es un trabajo ingrato efectivamente: siempre mal remunerado, siempre mal agradecido ¿será por eso que como escapatoria escribimos en un blog?

lully desnuda dijo...

Tengo una hermana que fue docente y ahora es rectora de un prestigioso Colegio oficial. Ella se queja de que este gobierno no les favoreció y puso a los educadores a laborar más tiempo además de que la jubilación para los nuevos y otros detalles gigantes no los benefician.

Lamento esto porque la labor es ardua y merecen todo el reconocimiento.

Un abrazo!

noesloquecrees dijo...

Uy don Yara, me dejo pensando, ya que en estos momentos estoy trabajando de docente de programación, aunque propiamente no estudie para eso, es decir, si informática y no pedagogía. Aun así, pos ya tengo mi contrato y me están pagando por horas, lo que ha hecho un horario muy cómodo para mi gusto. Pos no se que mas decir, sino que ud tiene razón en todo lo que dice y que hasta me hizo sentir culpable. Saludos!!!

DoctoraCapital dijo...

Es cierto lo que dice Yara, un amigo de mi banda estudió para ser profesor de música, y que camello que casi no consigue trabajo. Porque ahora cualquiera puede ser profesor. ¿en manos de quién el país está dejando a los niños? Así el futuro es mas incierto aún, y los colegios mas chandosos! Profe Yara, le voy a decir de ahora en adelante, me parece muy noble la labor que ha elegido como proyecto de vida.

El peregrino dijo...

He, Yara. Se me había olvidado agradecer la invitación que haces a leer mi blog. Muy amable de tu parte.

Tomáz dijo...

Hola Yara, muy refelxivo su post.
Como estudiante, estoy seguro de que un profesor puede ejercer su profesión por vocación, siendo la mejor recompensa ver en los estudiantes un aprendizaje, pero es claro que de eso no se come.
Si los profesores tuvieran mejores condiciones laborales es seguro que harían su labor con más tranquilidad, comodidad y vocación; siendo mayor la recompensa del aprendizaje...
Y muy cierto hombre, hay que luchar por mejorar la calidad de la educación, que se deriva de la calidad de vida de los educadores también.
Saludos desde Don Blog Pérez.

Nightwriter dijo...

La vida de docente no es fácil, pero a la hora del té el solo hecho de conseguir un trabajo donde los niños estén sedientos por aprender es una bonita labor así el sueldo sea lo mas chichipato del mundo. hace poco tuve una experiencia pedagógica (por pura carambola de la vida) y me dí cuenta de que es mas difícil de lo que me imaginaba. así que la calidad del docente es indispensable para el pelaito, no cualquiera puede hacerlo!
bien por usted mi querido Yarita....